27 nov. 2008

MONOLOGIAS BUCALES






Monologo primero

Una vez más respiro, suspiro de sed de tu incógnita
Te miro callada y no resisto, acércate, ven, mira, toca,
Hazte parte de mi cuerpo, causa de mi silbido,
Mi alivio de luto, mi ardor enfermizo, mi dolor de cabeza
Mi Picasso, mi Dalí, mi Buñuel, mi santa Teresa,
Convierte tu recuerdo en nada y tú presente en mi todo,
Planea el tiempo ahora y asiste a mi reencuentro,
Nos veremos a los ojos y soñaremos, sonreiremos
Seremos parte del juego y tendremos que jurarnos,
Ser parte del mismo dolor y pasajeros de este tiempo,
Seremos tú y yo una sola memoria y parte de la historia,
Fragmentos mitigados por la humanidad inaudita,
Laureles y vergeles escondidos en el bosque,
Sujetos a perecer en nuestro íntimo recuerdo, y volar,
Cual golondrinas en silencio muriéndose de amor,
O violetas y jazmines en pleno amanecer,
Más bien tórtolas en celo fulgurando un atardecer,
Somos como son todos los cupidos, los beatos, los humanos,
Poco antes de convertirnos en un solo Dios
Somos más que todo, simplemente más que dos.








Monologo Segundo

Quisiera saberte a cada momento y espacio
Sin presentes que miren, a solas, tu y yo conmigo,
Observarte sin palabras, hablarte con miradas
Atarte en el punto etéreo del cordón de mi ombligo.
Hacerte ver como corre la sangre de mi pecho
Como galopa tu imagen en mi mente,
Como ángel desbocado tirado al infierno,
Ardiente y así te veo en mi pupila, te mantengo,
Mantengo tu rastro envenenado de calor profundo,
Me fundo en tu boca, en tu cuello, abro los ojos, te veo
Los cierro y te miro mas de cerca, dejo correr el tiempo,
Dejo salir el capricho de mirarte una vez mas, para así extrañarte
Tener a cada instante presente el brillo de tus labios,
Soñar despierto que te encuentro, te tomo de la mano,
Encuentro dentro de ti la dulce sensación de mi presente,
Ignoro los minutos, no miro ya las horas, ignora a la gente,
Me pierdo en los ríos metafísicos de tu silueta,
Apresuro el paso y miro tu sombra, el reflejo de tu perfecta figura
De lo exorbitante que es la combinación de tu todo
Alcanzo a colocar como invisible un beso en tu comisura,
Te absuelvo de mi momento correcto, por verte perder la razón,
Sintiendo la desfachatez de tenerte y obsequiarte entero el corazón.







Monologo tercero

Pedía verte así, ahora, en que mis pupilas degustan tu silueta,
Me clavas, directo en mi corazón te clavas,
Anidas tu cara en el recuerdo de mi memoria,
Envenenas e incitas a mis ojos con tu perfecta figura,
Marcas a las huellas de mis manos con tus formas,
Empleas el lenguaje que más me gusta para observarte,
Creas en mi subconsciente la fantasía de tu boca,
Tenerte cerca, muy cerca, tan cerca que estemos a punto de mutarnos,
Ser en tus manos, el increíble secreto que anhelo por contarte,
Mover en breves espacios la sutil caricia que desboca
Tu mente ingrata que a la mía disloca, altera, vuelve roca,
Pensando ya en tu mirada te sueño, sutilmente en apasionada,
Espero ya la noche no te miro, pero me pierdo en fantasía y eres mía,
Mi crepúsculo, mi edén, mi perdición, mi última tentación.
Quiero comerte, devorarte poco a poco, sin espera,
Premisa quimera, besarte a mi manera, tenerte tan atenta,
Sin memoria, con la historia de mi vida en el aire.




Monologo cuarto

Haz de mi ahora el muñeco de tu repisa, la pulsera que cuelga de tu o ti muñeca,
La sabana que te rosa en tiempos de calor o calentura, el cordón en tu cintura,
El pan bimbo con el que te cortas las venas en tiempos de depresión,
Haz de mi, parte de ti, contigo, conmigo, sin mí, con memoria y sin recuerdos,
Apura tu llanto para beber ansioso el calido sabor de la miel de tus ojos,
Puedo ser capaz de endulzar tu café y soportar tu mal humor de mañana,
Tender por ti mi ropa y hasta la cama, cambiar de canal al de las novelas,
Dejaría de ver cada viernes social a las 9 en el bar a las cariñosas gemelas,
Acariciaría por un par de horas al gato que tanto odio yo y ama tu abuela,
Parir de mi garganta el litro de tequila que anteanoche con lujuria me bebí,
Contagiarme de varicela, tomar jugo de ciruela, vestirme de amarela,
Por ti, no más por ti, no mas por tu silueta, cambiaria yo al planeta,
Patearía la banqueta, escupiría hacia el cielo, comería hasta del suelo,
Cambiaria de apariencia, cortaría mi cabello, armaría un desmadre en el infierno,
Vendería mi guitarra, parcharía mi chaleco, hasta el arpa tocaría,
Aprendería la profesión de monaguillo, cantaría de timbiriche el estribillo,
No seria más ateo, me aprendería yo tu credo, montaría un escenario,
Mil actores yo seria, me vestiría de canario, limpiaría hasta el armario,
Jugaría en Barcelona, correría tras los toros en Pamplona,
En Sicilia delataría al jefe de la mafia, me aplicaría la eutanasia,
Por ti, solo por ti, para mí, sin ti, conmigo, de mí, por ti, solo por ti.

CUENTA-CUANTOS