15 mar. 2009

UNO MÀS Y FALTAN MIL: AGOSTO SIEMPRE I




Amanecer

Amoraré de ti más que un suspiro de noche cotidiano,
amoriré junto a tu alma para por siempre,
enamor a dos tu y yo por para todo, como nunca,
hemos ido más que simple amazonas meridiano,
señal de luto, de dosis exacta, intacta, perfecta,
la noche sonámbula más y más y a un más correcta.

Hemos transformado la palabra en movimiento, en roce,
hemos convertido el matrimonio en batallas
de sabanas, fluidos, toallas, manos empapadas,
soñamos un día en crecer y juntos crecemos,
creemos aun en el velo de la noche en que morimos,
segundo a segundo, resucitando a cada momento,
uno dentro del otro, encima del otro vivimos,
comemos de las nubes, tomamos del mismo mar
el sonido, el movimiento en que sentimos
una distancia, la distancia que se acerca del ocaso,
copula volátil del cenit de paso, un abrazo, mi mirada,
dulce voz descarriada que recorre tus formas,
emerge de tu cuerpo, sucumbe en tus entrañas.

Amorirás poco a poco acercándote cada vez más a mi boca,
boca mía, que es perfecta por besar a la tuya,
aliviando las formas aureales de soles matutinos,
destello de estrella en cielos vespertinos,
amantes incorrectos de la pasión inata,
ciencia oscura que doblega la pureza de tu voz,
el libro oculto en que se escribe nuestra historia,
sentir vivo que atosiga con mi imagen tu memoria.

No somos como son los seres extraterritoriales
del paraíso corrompido por el árbol del pecado,
del que juntos plantamos, sembramos y poco a poco
extasiados por el fruto devoramos, pecamos, volamos…

Parece ser tan de pronto que el silencio nos invade
y con miradas entendemos las señales que no hacemos,
Podemos parecer de pronto un solo sentido.
Pereciendo en la cruz de tu santuario, con bengalas al cielo
anunciaremos el latido de nuestros pechos al mirarnos,
resistiremos el aroma que emerge lentamente del calor,
del pudor olvidado por las manos que tocamos, soñamos,
uno a uno, a ambos, incompartidos, alineados, sin estereotipo.

Rompamos el pacto que juramos, para amarnos más sin espacios,
para crear el amor en el sitio mas recóndito del planeta…tus ojos,
poderoso éter rojo que apaga la sed de mi victoria,
la cárcel más temible de mi única libertad…mi memoria.
Convirtamos nuestro tacto en pinceles, en rodajes,
disfracemos nuestra historia en Dalís en Buñueles, poco y más,
adoptemos al sabueso andaluz como símbolo de lo real que somos,
dibujemos en el cielo la distancia que nos separa de los cuerdos,
amarremos en un soplo todo a todo, cuerpo a cuerpo, miel a miel,
que el olimpo entero se consterne por lo que hacemos, que ni Afrodita,
que ni Eros se sorprendan de que hemos creado lo perfecto, el Hades,
el Infierno, el veneno, el mal, el averno, el abismo y lo eterno.

Somos y seremos eternos, uno para el uno y para el otro, para nosotros,
para lo que no ha existido en diez mil años, para lo que no será.
Cuando atardece me pregunto por ti, cierro los ojos y te escucho,
tu voz suave se desvanece para dar paso a tu silueta, no lucho,
dejo que tu carne etérea se estremezca en mis brazos…amanecerá
y cuando llegue la hora miraré tu cuerpo en mi cama…por siempre,
amoraré de ti eternamente…

CANONICEMOS A LAS PUTAS DIRIA SABINES




Canónica mente

Quiero convertirme en santo para meterme contigo,
Para demandar al celibato y comer de su pecado,
Arrancar los rosarios y besarte en la creación divina,
Formaremos un nuevo credo en el que seas puritana
y yo rezaré a tus pies y pediré por que te quites la sotana,
Bajes de tu altar para darme la comunión carnal,
Para que me bautices en la creencia de ser libertino.

Llevaré como estandarte la curva de tus senos,
Perseguiré a los infieles que te miren despectivamente,
Seduciré a las cortesanas para que te hagan homenaje
y sigan tu ejemplo sexual en el arte de amores,
Predicare de tu palabra y tu cuerpo al pueblo entero,
Serás material didáctico en el catecismo de los niños,
Renunciare a mi juramento ateo y serás mi insignia.

Las putas oraran a tus pies por ser bendita,
Llevaremos pulseras masoquistas para identificarnos,
Pintaremos corazones con fluidos y dibujaremos tu rostro,
Estarás pintada en los muros del mundo occidental,
y yo estaré a tu derecha hincado mirando entre tus piernas.

CUENTA-CUANTOS