16 ene. 2010

EN ESPERA...




Propuesta licenciosa

Enfermo de amor por tus roces,
pretensiones promiscuas,
sentirnos bien por el mal que hacemos,
buscar en tu boca el lugar para mi espalda,
inquietos por besarnos a ratos, estar a solas,
morir desolados en la penumbra que se dibuja,
la distancia es inmensa y aun nos encontramos,
estamos a escondidas y me estimula,
lo incorrecto seria no hallarnos nunca,
adulterando al tiempo y espacio, libres,
liebres encarnadas en perdón clandestino,
supuramos apetitos desmesurados,
nos devoramos en pleno silencio,
el vuelo es alto y ligero contigo,
me castigas a momentos y estoy de pie
esperando tu mirada carnal,
tu tacto lúbrico, la vehemencia juerguista,
los viernes son la presa, la cereza vedada,
verte es mi instinto inmediato, habitual.

Propongo te despojes de los impuros,
hablando ambiguo te vengas conmigo,
relajes tu cuerpo a la tentación,
nos inundemos de saliva levitando,
destrocemos los camastros del Tibet.

Te declaro la guerra más lasciva,
lastimosa para nuestro tacto,
mortal para nuestra comunión.

CUENTA-CUANTOS