31 dic. 2010

EL ÚLTIMO Y NOS VAMOS


Presente

Dejar desfilar en silencio la estela que marca tu paso a mi encuentro,
casi siempre disfrazada de rutina, con olor a cocina y azafranes,
los recuerdos que tu mente desfigura para hacerlo menos doloroso,
de vez en cuando ese dolor es intenso y te marchitas por partes,
primero las manos, la cabeza, el corazón, a veces también el sexo,
sin embargo aún después de todo, después del tiempo, te encuentro,
tan leal y sonora, tan como siempre que resguardo mis secretos,
dilatas los labios y forjas una sonrisa liviana pero constante,
eres capaz de desvanecerme con tus besos madrugada, con tu aliento,
un suplicio inmediato me recorre si te veo sollozando, soy culpable,
sé que la tragedia en tu vida lleva mi nombre, mi marca es inconfundible,
no sereno mi alma briosa con un sólo cometido, siempre busca, siempre,
hace ya varias alboradas que no hago más que escribir tu nombre,
en arena, en papel, en el aire con las nubes, en las hojas y en todo lo tangible,
no he dudado en borrarte con sustancias vedadas, imposible deseo,
estás ahí más presente y más física que mi propia carne corrompida,
puedo aseverar que eres ya un dogma con propósitos inciertos hacia mí,
no sé si son las ansias de verte, de penderme en tu alma de cicuta,
en buscar un lugar entre tus pliegues blandos para amanecer vehemente,
intentando no convertirme en el mismo que destruye la vida con cada rezo,
no ser el que se refleja en cada lágrima y cada suspiro lleve la inicial de mi nombre,
ahora me encuentro deambulando entre esas lágrimas que te hacen sagrada,
una ruina sacra de mis caprichos inmaduros y febriles, tengo miedo,
temo aventurarme sin razón ni elocuencia a desbaratarme rendido en tus manos,
a entregar por completo un corazón infiel y sediento de cambiar el destino,
ni mayo ni agosto darán tregua a mi olvido, los recuerdos punzantes,
son los que no permiten hacerme cómplice total de tu necesidad siempre,
ahora pienso en ti y esto no significa que será así perennemente, otras veces,
pensaré en amarte y otras tantas te amaré con tal fuerza que no sabrás de ti,
y no tendrás memoria, sólo la fijación presente de tenerme cerca,

Hoy ser Dios es lo mismo que estar un momento cerca de ti.

12 dic. 2010

Con este poema participo en el tercer Concurso de Poesía de Heptagrama

Omar Ortiz Ruiz
México



Siete promesas que violé con tal de mirarte desnuda,
el celibato, varios capitales, otros tantos de Moisés,
un botón por cada verso, la prenda completa por una estrofa,
el instinto, la lujuria con que caían, estaba por abandonar,
tu voz desprendía una melodía conocida por prohibida,
mis manos temblaban cada paso adelante, la boca me traicionaba,
evocando oximorones, hiperbatones, consonantes y rimas en jauría,
cada paso más desnuda y más penetrante tu perfume de madera,
olvidé la moral y dejé la soberbia en el vaso con vino, era la hora,
el momento indicado de creer y crecer de nueva vez,
una luz rojiza hizo profunda la habitación, se dibujaron tus senos,
medusas incipientes que petrifican al cruzar la pupila,
el frío jugaba y delataba la dilatación constante de tus pezones,
endurecía tu dermis y marcaba una sonrisa lasciva en tu rostro,
la poesía seguía fluyendo, la última prenda cayo de tajo,
era turno en que mis manos comenzaran con el pacto silencioso,
me deshice de la beatitud y la hipocresía, era un ente desnudo,
capaz de terminar de desmadrar el testamento entero por tomarte,
tus piernas se abrieron liándome al acto inconcluso en otros encuentros,
tomé el vaso y derramé todo el contenido en tu piel de terciopelo,
lo lamí enfurecidamente, te tendí por que era mi naturaleza fiera,
deje que mi sexo se encajara deprisa hasta llegar a la espina,
no conté los minutos, pero sí los orgasmos, cuatro tuyos, dos míos,
fieras coagulantes creando el arte del placer obsceno,
la lírica ahora transformada en caprichos sensuales y malhablados,
no sé si fueron días los que pasamos bajo las sábanas,
lo que puedo asegurar es que nadie había viajado al paraíso
y regresado para dar testimonio que las vírgenes existen y todas…
llevan tu nombre.

21 nov. 2010

HYPERVERSOS CONVOCA2


HYPER-VERSOS
www.hyperversos.blogspot.com
CONVOCA:

Después del rotundo excito que tuvo el libro “TEXTOS DE LO GUARRESCO Y LO ARRABALESCO”, nos vemos en la tarea de lanzar esta nueva convocatoria con la que se busca llegar nuevamente a varios países de Latinoamérica y Europa, así como resaltar el talento nacional de escritores conocidos y no tan conocidos por lo que ahora se les convoca a cualquier escritor a mandar textos (cuento, poesía, narrativa, ensayo o cualquier cosa escrita) no mayores a 2 ½ cuartillas a doble espacio, letra; Times New Roman 12 puntos.

La nueva temática es:

“PUTOS, PUTAS, MACHOS Y CASTAS”

Hyperversos deja en claro que el titulo no busca ofender o criticar las tendencias de las personas que son tachadas con estos términos por la sociedad, por lo contrario lo hace con el fin de ver el lado amable de las cosas,

Las características de los temas van de la siguiente forma:

PUTOS: Textos relacionados con el movimiento o la tendencia Lesbico-Gay

PUTAS: Mujeres que trabajan de noche, alcohol, perdición y perversión.

MACHOS: Hombres educados a la antigua que presumen de hombría, misóginos, “Mexicanos Cabrones” (eso de mexicanos cabrones entre comillas).

CASTAS: Mujeres que presumen de pureza, castidad, religión y moral, abstemias del sexo y del pecado.


Se pueden enviar hasta 2 textos con temática diferente, siempre y cuando respeten las características mencionados, adjunto enviar una breve semblanza personal no mayor a 4 líneas.

La fecha límite es el 31 de Diciembre de 2010, con el fin de que el libro este listo para finales de Enero, los textos deben de ser enviados a:

hyperversos@hotmail.com
y
agathokles@hotmail.com


15 nov. 2010

LETRAS... PRONTO ESTARÉ AHÍ

Foto y Texto: Agathokles
Una antorcha encendida, son tus miradas,
incitas al placer más prohibido,
consumes pensamientos en tus labios,
tentación es como te llamo.
Vannesa
CAMBIO DE PLAN Y ESTRATEGIA

Aun cuando pueda jurar por Dios y pronunciarte algo en nombre del amor,
pareceré un resquicio olvidado, un pueblo inundado por nada visible,
así es eso, inevitable, surco el espacio que nos detiene y no es suficiente,
tal vez algún día te hallaré en el sito que me entregue completo, no es instinto,
es este destino que va marcando una rotunda herida, despacio, lento,
aún conservo el sabor, el aroma que salta de tu boca, aún ahora, no fue la cama,
ni el cuarto o el frío quebrante, tampoco fue la noche, alcohol, cigarros,
ni la nostalgia de sabernos cómplices, no fueron tampoco los versos, ni los pasos,
fue tu karma el que ha marcado fechas en el álbum desgastado, fue la curva,
la que se crea al mirarte boca abajo y relajada, un puente único y suave,
del que asesinos incapaces de dejar sus sangrientos despojos optan por
aventurarse a sobrevivir ahí, fueron los huecos en los que me aloje demente,
seis veces continuas sin parpadear, mirando fijo, sonriendo leve,
fue la litúrgica forma de vernos desnudos y esperando una señal para el inicio,
aún siento en mi paladar tu sabor de flor cristalina, muñeca Mantis,
tienes en tu haber tintes de amapola, perfume de cannabis, sustancia de mandrágora,
cada imagen me hace fantasía en el recuerdo taciturno de la entrega,
cada mirada es una melodía desprendida de tus labios en pleno acto,
tanta saliva que aún no recupero suficiente para pronunciar algo más que tu nombre,
tanto he sido desde ese día que he creado una nueva especie de amante,
uno que marca en rojo todas las palabras que comiencen con “V”,
un ser casi melancólico que se culpa por no poder tenerte para él completa,
un amante ingrato que desafía las buenas costumbres y la sobria moral,
uno al que le llaman mago por saber desaparecer cuando es necesitado
y aparecer de pronto desnudo cunado no le llaman, ni lo buscan,
el que es capaz de ser tuyo sin hacer pregunta alguna, ese y aquel,
ahora, sólo queda guardar en silencio el recuerdo de tu piel al descubierto,
el sonido y el perfume que emanó varias veces de tu ser para mi fortuna,
levantar la mirada y tomar nuevamente tu boca para tenerla en mí eternamente,
no eres ya calma, ni palabra espontánea, ya eres necesidad.

2 nov. 2010

UNO MÀS Y FALTAN MIL: AGOSTO SIEMPRE III



Anochecer

Tirito, no por el ansia si no por el pasado,
varios abriles, mitad de mayo, agosto siempre,
la tragedia es cada día el plato cotidiano, la resaca,
parodia volátil y traidora, nos mantiene atentos,
polvo en las fosas, hachis a nuestro encuentro,
un beso, todo acaba por desfallecer, todo es tiempo,
aun tus manos, las necesito a cada instante,
con cada suspiro, con cada mirada, una palabra no basta,
por eso me acerco y te rozo de frente, me alimento,
me pierdo despacio en el pubis, me sereno con la voz,
todo emerge pero no consigo retenerte, me dueles, el día,
la hora, me dueles…

Ahora la tarde va descendiendo lentamente ante nuestros ojos,
es la noche la que ansioso espero para mostrarme ante ti,
un rayo parte la aurora, es señal bélica de nuestro encuentro,
palabras marcadas y seguidas de lagrimas, tildes desbaratadas,
comas rendidas, puntos que comienzan y no terminan,
pero aquí estoy ahora desnudando mi alma para que la tomes,
hace frío y mis piernas tiemblan, pero soy tuyo, átame con el aliento,
un lustro es una palabra, una caricia el alimento, palabras, lo se,
apenas eso, palabras, lo de más es lo de menos, mira otra vez,
anochece, parece que todo va tan en contra, tan sin nosotros,
son estos miedos, que no dejan amar más y más hasta morir devastados,
cediendo ante el orgullo maldito a la egolatría intensa, existimos,
de eso estoy seguro, en eso pienso, no temas, que no es pecado amar así,
amar como nos amamos, fieros a silencios, sentencia siempre,
deambulando escurridos en las ventanas, el ruido tormentoso,
las bocas blasfemando antiternuras, pero estamos ahí,
rendidos por momentos, a punto de desvanecernos y desbaratarnos.

Anochece otra vez pero ahora estoy perdido en tus dunas,
rendido ante tus parpados, navegando en la tersa piel que te cobija el alma,
esperando una señal de humedad para estar por siempre en ti,
las horas pasan y luego los días, meses, años, todo es un parpadeo,
al abrir los ojos nuevamente estas ahí, mas tenue, mas desnuda .

Anochece y mañana será día y mañana y será otra vez 17 y agosto
y serás tu nuevamente, frente a mi desnuda del alma y nada será lo mismo
y todo será igual y estaremos rendidos y amándonos y esperando,
y regresara la noche y estaremos amándonos,
¿Quién dice que es pecado amar como nos amamos?

29 ago. 2010

YO TAMBIÉN ME JUEGO LA BOCA (como diría Sabina)



Cuando conté de ti no lo hice por menospreciarte,
fue mi arte quien lo indujo, hable tan bien, tan propio,
que te creían santa, ahora eres la misma, dos kilos menos,
ochenta libras de alcohol para beber, y tu néctar,
nacido del manantial del culto a Baco, pura, pura,
premisa en los pensamientos de la canción Santiaguera,
son entre los cubanos, trova entre los bohemios,
sigues ahí y eso me importa, tanto como tu figura,
el cilindrero todavía evoca tu ritmo de zarzamora,
démosle de beber a quien misericordia pide, nada te cuesta,
un si como palabra, un no como respuesta, un resquicio,
algo que haga menos dura la condena, tal vez horas,
emancipado para lo que no controlamos al momento,
ahora es tan real que lo siento conmigo, a mi lado,
mi desequilibro me mantiene despierto, ante la calma,
procuraré no te preocupes por lo que hablen,
que no serán más que tertulias que se olvidan a media semana,
culpabilidad la tengo sin ser casto, para que te cuento,
cada verso es un balazo, mételo en mi cien,
no lo olvidare aunque yacido me encuentre,
tendido en los amaneceres y los precipicios inesperados,
yo también me jugo la boca y se más que besar.

12 jun. 2010

AGATHA TRAGEDIA

Poema grabado en la galería del cine nacional, en la inaguración de la expo Morvida, donde tambien participo con fotografía.

6 jun. 2010

VERSOS ENFERMOS DE AMOR



Agatha tragedia

Tu, mi único alimento ahora,
¿por que fuiste cobarde ante mis ganas?,
la predicción fue mi testimonio, tu sangre mi culpa,
se de ti ahora que estas en el infinito,
tu nombre circula tanto, tanto, tanto,
Agatha de muerte, Agatha despierta, libérame,
la condena es mi muro y mi única libertad ahora,
Agatha tragedia, el fuego, la lluvia, el llanto infante,
conviértete otra vez en presente, conjura a los demonios,
deslízate del infierno, libérate de Leviatán,
crea un galimatías en tierra y desaparece todo,
pero déjate ver, deja que mis manos te desgarren nuevamente,
deja que mi sexo te reviente las entrañas,
Agatha maldita, figura de agujeros, panspermia de mis rezos,
ya viene el ángel negro y pronuncia tu nombre,
lo sabe de memoria, mis lagrimas no sirve más que de risa,
Agatha puta mía, donde están tus manos,
Agatha cristal y miedo, donde habitas,
Agatha crisálida y colapso, cuanta sangre,
Agatha ¿donde tu boca, donde tus senos?
¿donde estas?, ¿Agatha donde estas?, ¿donde estas?
¿musa mía donde estas?

1 may. 2010

ROSA ES EL PUNTO QUE BUSCO


La mujer de pezones rosados, habla de mí, sonríe,
se de ella por que la pienso y si la pienso es por que lo sabe,
si lo sabe es por que lo siente, y si lo siente es por que existe
por lo tanto la tengo de frente, que te cuento de la cuerva de sus senos,
y del espacio tan obtuso que existe entre ellos,
si con mirarla es suficiente para desafiar las buenas costumbres,
camina zigzagueando las caderas, provoca erecciones a su paso,
diluye en saliva mi tacto, levanta sus faldas y reta al aire,
abre los labios y condena a la distancia, acaricia, sabe hacerlo,
su lubrico entorno disimula una suerte de batallas,
la piel es tan blanca y tersa algo similar al terciopelo,
una mirada fulmina, lo que un rose de su sexo te eyacula,
la he sentido, la he tenido casi cinco veces, la sueño,
a diario, a ratos, despierto, en pleno acto, la se presente,
es tanto como la sed de mi victoria perdida,
muerdo un sonido por no nombrarla, pronuncia su nombre y aparece,
no la mires a los ojos te petrifica, te disloca en un concepto abstracto,
muerde despacio, se mantiene altiva, se jacta de sórdida,
dominatriz por naturaleza, mía por momentos, ardorosa por instinto.

La mujer de pezones rosados, conoce mi debilidad, me besa los labios,
me mantiene despierto, despabila mi marlo, lo devora, con ansia lo devora,
tiene las nalgas a cuatro cuartas de los tobillos, respira y hace un torbellino,
se inclina y crea una calamidad inaudita…

Que te cuento de ella, la tengo ahora, de frente, hace la señal esperada,
comienzo, comienzo, comienzo…vuelo.

16 feb. 2010

PERVERSIONES DISOLUTAS




Te había mirado tendida más de una vez,
me incitabas al acto, ayer estabas ahí sola,
no sabias de mi presencia, yo en el sitio,
tras la ventana, clavado por un orificio,
vigilé cada uno de los movimientos,
leías atenta, sonreías de vez en vez,
al cambiar un par de hojas apretaste las piernas,
se dibujo bajo tu vientre el ansia, lo percibí,
comenzaste por el pantalón, después la blusa,
las pantaletas cedieron a tu instinto,
corriste al cuarto contiguo y saliste con mi camiseta de ayer,
la olías, continuaste la lectura, desnuda, ávida,
respirabas profundo y tus pechos despertaban a la lujuria,
las páginas pasaban mientras humedecías tus dedos con saliva,
comenzaste en los pezones, bajaste despacio hasta encontrar el milagro,
rozaste los labios despacio, arqueabas la espalda,
tus ojos forjaban posiciones con las letras del libro,
fuiste la antagonista del segundo capitulo,
el índice se movía velozmente, se posó en el centro,
no basto con uno, fueron dos los que desaparecieron bajo tus pliegues,
el clítoris ascendió alto, gemías de placer, la mirada fija,
seis minutos continuos, el clímax se aproximaba, una hoja se desprendía,
el ritmo de tus dedos acelero, un ultimo gemido, el acto terminaba,
los ojos cerrados, las piernas abiertas, el aroma, el libro regresó a su sitio,
una hora después me acerque y lo tomé, abrí en la página cincuenta y dos,
me acomode en el vacío que dejo tu orgasmo, tu esencia me inundo al instante,
ahora, comencé yo…

11 feb. 2010

ANIMAL LASCIVO




Simpatía voyeur

Ella sabe lo que pienso o tal vez lo intuye,
mi mirada no la engaña, la deseo, la pretendo,
mi apetito ávido, duermo dos horas al día,
pienso tanto en ella que siento desgastarla,
no me habla pero sabe de mi presencia,
la observo mutando en el arte, la espío,
mi tendencia voyeur esta haciendo me enamore,
la distancia es una calle, la unión dos ventana,
de pronto sólo sombras, su silueta sola, sus enredos,
dos veces, de día a las 9 y a las 11 ya noche,
miro sus pantaletas se mecen en la azotea,
husmeo entre los huecos que dan a la cornisa,
fotos, video, mis ojos testigos, mi pantalón se abulta,
le llamo Rosa, por que ese color es su carne y parte de su sexo,
tal vez lo sabe, yo no lo se, pretendo que así sea,
tal vez es su propósito, me mira en la calle y sonríe, yo callado,
antier comenzó a tocarse ante el espejo, se abre completa,
mete algo dentro, no se distingue bien a lo lejos, voltea a mi ventana,
está oscura pero sabe que la miro, ¿será?,
no importa, es mi momento, mi tiempo…

Mañana encenderé la luz a las 11 ¿estará ahí?
¿Terminará el juego?, rosa es el punto que busco,
su rosa abierta es lo que quiero…

16 ene. 2010

EN ESPERA...




Propuesta licenciosa

Enfermo de amor por tus roces,
pretensiones promiscuas,
sentirnos bien por el mal que hacemos,
buscar en tu boca el lugar para mi espalda,
inquietos por besarnos a ratos, estar a solas,
morir desolados en la penumbra que se dibuja,
la distancia es inmensa y aun nos encontramos,
estamos a escondidas y me estimula,
lo incorrecto seria no hallarnos nunca,
adulterando al tiempo y espacio, libres,
liebres encarnadas en perdón clandestino,
supuramos apetitos desmesurados,
nos devoramos en pleno silencio,
el vuelo es alto y ligero contigo,
me castigas a momentos y estoy de pie
esperando tu mirada carnal,
tu tacto lúbrico, la vehemencia juerguista,
los viernes son la presa, la cereza vedada,
verte es mi instinto inmediato, habitual.

Propongo te despojes de los impuros,
hablando ambiguo te vengas conmigo,
relajes tu cuerpo a la tentación,
nos inundemos de saliva levitando,
destrocemos los camastros del Tibet.

Te declaro la guerra más lasciva,
lastimosa para nuestro tacto,
mortal para nuestra comunión.

CUENTA-CUANTOS