28 abr. 2015

LAS 3 VECES QUE COINCIDIMOS

Te beso la boca para olvidarme de tu nombre
olvido el mío cuando te amo enfurecidamente,
olvidamos juntos que el mundo es una mierda
tan veneno como me necesites,
tan mortal como me corrompas,
así el amor que me guardo en estas manos tuyas,
en estas ansias mías, ven pronto, inmolémonos al acto.

Invadirnos con todas sus consecuencias,
olvidarnos del hambre, comernos despacito,
abandonar el tiempo, fingir que hay espacio,
solicitar un poco de humo mientras recargamos,
invadirnos como si nos pagaran por ello,
como si supiéramos como hacerlo y hacerlo,
invadirnos hasta creer que nunca nos enlazamos.

El día que dejó de importarme la vida
tenía entre las manos tus manos
mi boca a mitad de la tuya,
nuestros sexos hacían lo propio
y me decías quedito, vas a morir en mí.


CUENTA-CUANTOS