4 may. 2011

CUANDO LOS CUERVOS SE VAN

(Un réquiem de letras para GIO)

Cuando los cuervos se van y musitan las distancias,
naufragan en ginebra y en olimpos, crean acordes,
para destruirlos de forma incesante, con letras como ley
y voces demenciales que destruyen la tundra,
sonidos tempestivos y rimas incendiantes,
parece que el viento se torna grisáceo
y parece también que se ha acabado todo,
sin embargo el tímpano no engaña y sigue el estruendo
de forma cíclica y constante, parece también
que los recuerdos son figuras surrealistas y siderales,
una suerte de energía cósmica cargada de bemoles,
tono en FA oscuridad en DO, MI, RE,
la cuerdas son ahora puñales y el diapasón un abeto,
hay en el nirvana arpas desmadradas y tomarás presencia
serás el ídolo esperado, la profecía marcada, la luz de un dios,
mañana cuando repitan tu nombre serás mencionado
entre las lagrimas negras de las leyendas cadenciosas,
mañana cuando pregunten por ti diremos que estás de gira
para no volver.

La forma más poética de morir es quitándose la vida, el último
performance, el último réquiem para descansar con las venas
abiertas y llenas de pasión…

Hasta siempre Gio

1 comentario:

concepto-aparte dijo...

Hermosos los que van a buscar la verdad a un acantidado o al filo de un cuchillo, porque de ellos será nuestra voz cuando viejos esperemos la muerte en una cama, aunque todavía estamos a tiempo.

CUENTA-CUANTOS